Personas trans* ¿Hay que usar hormonas siempre?

Algunas personas trans*, especialmente las que se identifican como no binarias, no necesitan en ningún momento de su proceso, tomar hormonas para poder ser quienes son. Otras necesitarán utilizarlas. Una cuestión, que surge a menudo, es si las personas trans* que las empiezan, han de usar hormonas siempre.

usar hormonas siempre

Ya hemos comentado en otros post que el camino de cada persona trans* es único. Las necesidades de cada persona, en su proceso de transición, son únicas. Por ello, nunca habrá una única respuesta a una pregunta concreta.

En general las personas trans*, que deciden empezar con hormonas, suelen depender de ellas al principio. Las hormonas les proporcionan modificaciones corporales que desean, y en las que se sienten mejor que antes. Pero muchas de ellas, cuando alcanzan una imagen corporal en la que se sienten cómodas, se preguntan si realmente necesitan continuar tomándolas. Lo más probable es que haya personas trans* que las necesiten toda la vida, otras las necesiten a temporadas y otras en algún momento decidan dejarlas para siempre.

Kasa Trans* quiere darte información sobre si se han de usar las hormonas siempre, una vez se han empezado

En la mayor parte de protocolos de atención a la salud de las personas trans* se recomienda que si se empieza a tomar hormonas, deben continuarse toda la vida.

Si sabes los efectos que se producen al dejarlas, podrás decidir si quieres usar las hormonas siempre o puedes dejarlas en algún momento.
  • Cambios en las modificaciones corporales reversibles. Al dejar las hormonas, si hay ovarios en edad de funcionar o testículos, parte de las modificaciones corporales se irán perdiendo. El ritmo de este cambio es lento, como de unos dos a tres años
    • Personas trans* que usan testosterona. Al dejarla,  de las modificaciones obtenidas, permanecerán el cambio de voz, el pelo facial y la calvicie si hubiera aparecido.
    • Personas trans* que usan estrógenos. Al dejarlos, de las modificaciones corporales obtenidas, permanecerán las mamas.
  • Aparición de cambios que pueden generar incomodidad. Al dejar las hormonas, si hay ovarios  en edad de funcionar o testículos, se activará la producción de hormonas del propio cuerpo.
    • Personas trans* con ovarios en edad de funcionar. Al dejar la testosterona, pueden incomodarlas la aparición de cambios emocionales relacionados con el funcionamiento del ovario y los sangrados vaginales. También les puede molestar la pérdida del pelo corporal y masa muscular, el acúmulo de grasa en la cadera y tener una piel más fina.
    • Personas trans* con testículos. Al dejar los estrógenos, pueden incomodarlas el aumento del deseo sexual y la respuesta genital, aumento del pelo corporal, facial y masa muscular y la posible aparición de calvicie. También les puede molestar la pérdida de acúmulos de grasa en la cadera y una piel más grasosa.
Situaciones en que es necesario usarlas, pero quizás no sea necesario utilizarlas siempre
  • Personas trans* sin testículos ni ovarios. Hay personas trans*, que a lo largo de su proceso, han pasado por una intervención quirúrgica. Ya no tienen sus ovarios o sus testículos. Su cuerpo no puede producir hormonas sexuales. Éstas, son imprescindibles para muchos de los procesos metabólicos del organismo. Su ausencia pone en riesgo algunos aspectos de su salud.
    • Personas trans* que usan testosterona. Si ya no hay ovarios, necesitarán para su salud tener hormonas sexuales en su cuerpo. Si no desean  usar testosterona, deberán utilizar estrógenos, como mínimo hasta los 50 años, que es la edad en que los ovarios suelen dejar de funcionar, sin que haya repercusiones en la salud, si no hay otros factores de riesgo.
    • Personas trans* que usan estrógenos. Si ya no hay testículos, necesitarán para su salud tener hormonas sexuales en su cuerpo. Si no desean usar estrógenos, deberán utilizar testosterona. No hay estudios, para saber si supondría o no un riesgo para la salud, dejar las hormonas sexuales a los 50 años.
Características personales que van a condicionar tus decisiones respecto a usar o no usar las hormonas siempre.
  • Las expectativas respecto a la imagen corporal. La vivencia sobre la autoimagen corporal es distinta para cada persona y condicionará necesidades distintas.
  • Las vivencias de determinadas características como inadecuadas al género en el que te identificas. El sentimiento de adecuación o inadecuación de una determinada característica a un género exclusivo y excluyente, es también variable en cada persona. Por ello condicionará necesidades distintas
  • El concepto que tengas en la definición del género y que patrones utilices para ser, estar y expresar tu género. Cada persona percibe y vive el género a su manera. La flexibilidad o rigidez en estas percepciones variará en cada persona. También esto puede condicionar sus necesidades.

Cuanto más cercanas sean tus expectativas, vivencias y conceptos respecto al género, al definido por el sistema sexo/género binario normativo, probablemente te sea más difícil prescindir del uso de las hormonas, incluso, por periodos cortos de tiempo. Cuando más críticas sean respecto a los estereotipos y rigideces de este sistema, probablemente te sea más fácil plantearte dejar de usar las hormonas para siempre o a temporadas.

Kasa Trans* te recomienda

Si has empezado a usar hormonas y no tienes testículos ni ovarios, es importante que no las dejes de usar, sean estrógenos o testosterona. Dejarlas durante más de 6 meses o frecuentemente aunque sea en periodos más cortos, pone en riesgo tu salud a largo plazo.

Ser una persona crítica con el sistema sexo/género binario normativo y las exigencias que impone a los géneros, puede permitirte conocer más tus necesidades únicas. Ello puede facilitarte decidir si vas a usar las hormonas siempre, a temporadas o las dejas definitivamente. Probablemente entiendas que puedes ser, estar y expresar tu identidad sin ellas.

Ser una persona afín a la ideología del sistema sexo/género binario normativo, probablemente te impida plantearte, en un determinado momento, si realmente has de usar las hormonas siempre o podrías dejarlas a temporadas.

La necesidad o no de usar las hormonas siempre, excepto en contadas ocasiones, no pueden venir definidas por protocolos clínicos. Cada persona trans* ha de decidir por sí misma, partiendo de sus necesidades y de los efectos al usarlas o dejarlas.