Sexualidad en personas trans* ¡Un aspecto a cuidar!

La mayoría de las personas necesitamos disfrutar de nuestra sexualidad. Cada persona tiene una mayor o menor capacidad de disfrutarla en función de muchos factores. Algunos de ellos, tienen que ver con el aprendizaje recibido a la hora de recibir y expresar afectos y de comunicarse con otras personas. Juega un papel importante también la autoestima personal y corporal.  Además, las propias experiencias a nivel sexual desde la infancia, la capacidad de darse o no permiso para sentir placer y para cruzar o no los límites de la sexualidad cisheterocoitocéntrica, nos facilitarán o dificultarán nuestra manera de poder expresarnos como seres sexuales. A nivel biológico, las hormonas sexuales también pueden condicionarla y esto es importante cuando consideramos la sexualidad en las personas trans*.

Sexualidad en personas trans*

De todos los factores que condicionan nuestra vivencia de la sexualidad, las hormonas sexuales es simplemente uno más. No es el más importante, pero puede condicionarla. Se considera que la testosterona es un potenciador del deseo y la respuesta sexual. Los preparados hormonales que utilizan las personas trans* pueden aumentar o disminuir los niveles de testosterona. Estos cambios pueden modificar, en mayor o menor medida, el deseo y la respuesta sexual de algunas personas trans*. Algunas vivirán estos cambios positivamente y otras se sentirán incómodas con ellos. Es muy importante, tener en cuenta, como cada persona trans*, vive estos cambios, para intentar que el uso de preparados hormonales no interfiera en el desarrollo de estas personas como seres sexuales.

Kasa trans* quiere darte información de cómo los preparados hormonales pueden afectar la sexualidad de las personas trans*

 El uso de preparados hormonales en personas trans* puede afectar su sexualidad, de distinta manera, en función del tipo de preparado que se utilice.

Sexualidad en personas trans* que utilizan bloqueadores de la pubertad

Los bloqueadores de la pubertad pueden utilizarse en fases muy iniciales del desarrollo puberal o en fases más avanzadas. El momento en que se empiece  y ello tendrá una repercusión distinta en el despertar sexual.

  • Uso de bloqueadores puberales en fases muy iniciales de la pubertad. Durante su uso, la sexualidad se mantendrá como durante la infancia. Además, mientras dure el tratamiento, los genitales no se desarrollarán, pudiendo dificultar su respuesta sexual, en función de los preparados hormonales que utilicen posteriormente.
  • Uso de bloqueadores puberales en fases avanzadas de la pubertad. Estas personas ya habrán sentido la influencia de las hormonas sexuales en su despertar a la sexualidad adulta y habrán desarrollado sus genitales. El hecho de utilizar bloqueadores les condicionará volver a sentir su sexualidad infantil.

Por todo ello, protocolos que mantienen los bloqueadores incluso hasta los 16 años, nos parecen muy poco adecuados. Condicionaran dificultades, mientras los utilicen, en el despertar a la sexualidad adulta. Esto les diferenciará de lo que puedan sentir y vivir otras personas de edades similares, que ya sientan las influencias de las hormonas sexuales en sus cuerpos.

Sexualidad en personas trans* que utilizan preparados de hormonas sexuales tras el uso de bloqueadores puberales

Si tras haber utilizado bloqueadores puberales, se utilizan preparados hormonales, dependiendo del tipo de preparado, la sexualidad puede también modificarse

  • Uso de testosterona tras haber utilizado bloqueadores puberales. La testosterona condicionará un aumento del deseo y la respuesta sexual y un aumento del tamaño y sensibilidad del clítoris.
  • Uso de estrógenos y antiandrógenos tras haber utilizado bloqueadores.
    • Si se han utilizado bloqueadores en fases iniciales de la pubertad. Los estrógenos y antiandrógenos disminuyen el deseo y la respuesta genital e impiden el desarrollo de los genitales.
    • Si se han utilizado bloqueadores en fases avanzadas de la pubertad. Los estrógenos y antiandrógenos disminuyen el deseo y la respuesta genital, aunque los genitales estén desarrollados

 Todos estos cambios pueden ser vividos muy positivamente o muy negativamente, dependiendo de cada persona. Si estos cambios incomodan, deberán modificarse las pautas de los preparados, para que les permitan vivir su sexualidad en función de sus necesidades.

Sexualidad en personas trans* que utilizan preparados de hormonas sexuales sin haber utilizado bloqueadores puberales.
  • Uso de testosterona. La testosterona condicionará un aumento del deseo y la respuesta sexual y un aumento del tamaño y sensibilidad del clítoris. En general este cambio es vivido positivamente, pero algunas veces la persona lo siente como excesivo. En estos casos es importante adecuar la dosis de testosterona para que la persona  se sienta cómoda con su sexualidad.
  • Uso de estrógenos y antiandrógenos. Los estrógenos y antiandrógenos disminuyen el deseo y la respuesta genital. Algunas personas en esta situación se sentirán muy cómodas con la pérdida de las erecciones espontáneas e incluso de erecciones ante estímulos eróticos. Otras que se sentían muy cómodas con sus genitales y con su deseo sexual y respuesta genital, pueden vivir muy negativamente lo que consideran una pérdida en la vivencia de su sexualidad. En estas situaciones es importante valorar la necesidad del uso de antiandrógeno. En función de las necesidades de cada persona se puede plantear sólo utilizar estrógenos. También se puede bajar la dosis del antiandrógeno elegido. Otra posibilidad es cambiar el antiandrógeno a uno menos potente, como la espironolactona. También puede ser recomendable el cambio a un antiandrógeno que afecte menos al deseo y la respuesta sexual, como la bicalutamida.

Kasa trans* te recomienda

La vivencia de la sexualidad es distinta para cada persona y los preparados hormonales pueden tener influencia en como la vives. Por ello, es muy importante que consideres los efectos de los mismos y tus necesidades sexuales, a la hora de elegir cuales pueden ser más adecuados para ti.

El uso de preparados hormonales no debería condicionar vivencias negativas de la sexualidad. Si te condicionan incomodidad en su vivencia, valora la posibilidad de modificar las dosis o el tipo de preparados.

Muchos profesionales que atienden a personas trans* no tienen en consideración los efectos de los preparados hormonales sobre la sexualidad. Busca profesionales que den importancia a las necesidades sexuales de las personas trans* y te faciliten opciones que permitan una visión positiva de tu sexualidad.

Todas las personas, como seres sexuales, tenemos el derecho a vivir y disfrutar nuestra sexualidad. Es importante adaptar el uso de preparados hormonales para que cada persona trans* pueda vivirla según sus necesidades.