Fertilidad en personas trans*¡Un derecho más a conquistar!

Todas las personas tenemos el derecho a decidir si queremos reproducirnos o no. La fertilidad en personas trans*, sin embargo, es un derecho a conquistar. En algunos de los protocolos médicos, se incluye la opción, incluso financiada por sanidad pública, de criopreservar material genético antes del inicio de los preparados hormonales, para preservar la fertilidad. Pero en muchos de ellos, no se incluye esta práctica y ni se habla de esta posibilidad.

Fertilidad en personas trans*

Además algunas personas trans* pueden no disponer de los recursos económicos necesarios para realizar este procedimiento. O, aunque dispongan de ellos, les puede resultar difícil aplazar su decisión de empezar su transición hormonal, para obtener antes material genético. Una dificultad añadida puede ser la de las personas trans* que inician su transición hormonal antes de haber completado la pubertad. O incluso, aunque la hayan completado, si son menores de edad, pueden tener muchas dificultades en criopreservar material genético, por negativas de algunos centros de reproducción asistida a facilitárselo.

Es fundamental, antes de iniciar cualquier transición hormonal, plantearse las posibilidades reales de mantener el derecho a la fertilidad. También es recomendable reflexionar sobre los efectos de algunas intervenciones quirúrgicas sobre la fertilidad.

Kasa trans* quiere informarte sobre las posibilidades de mantener la fertilidad en personas trans*

Para mantener la fertilidad es indispensable disponer de material genético adulto (óvulos o semen) en el propio cuerpo o depositado en un banco de material genético. Tener este material genético, es decir, ser fértil, no asegura al 100% la posibilidad de reproducirse. Para ello se necesita que haya la posibilidad de unión de un óvulo con semen. También es necesario que haya un cuerpo con útero para albergar el embarazo. Incluso si se dan todas estas condiciones, ninguna persona ni cis ni trans*, tiene asegurada al 100% el poder reproducirse. Veamos distintas situaciones posibles que plantean posibilidades distintas en la fertilidad de las personas trans:

Fertilidad en personas trans* que inician su transición hormonal antes de haber completado la pubertad

Ya hemos comentado que para asegurar la fertilidad es esencial disponer de óvulos o semen que sean adultos. Esto significa que hayan completado su proceso de maduración. Algunas personas trans* usan bloqueadores puberales o preparados hormonales antes de que se haya completado este proceso. Esto supone una dificultad en su fertilidad futura. Desconocemos si el proceso de maduración podría completarse si en algún momento se dejan los preparados hormonales. Tampoco sabemos cuánto tiempo sería necesario para completarlo. Como además, las técnicas de reproducción asistida progresan muy rápidamente es posible que en el futuro pueda obtenerse material genético fértil de ovarios o testículos inmaduros.

Fertilidad en personas trans* que inician su transición hormonal tras haber completado la pubertad

En esta situación, ya disponemos de material genético (óvulos o semen) adulto. Por ello para mantener la fertilidad hay dos posibilidades.

  • Criopreservar el material genético antes del inicio de la transición hormonal. Este procedimiento es el que asegura más el mantenimiento de la fertilidad. En el momento de obtener el material genético se evalúa su grado de fertilidad. Hay territorios donde la sanidad pública lo financia. En aquellos en los que no está financiado, hay un coste en la obtención y valoración del material genético. Éste es superior en el caso de la obtención de óvulos. También en esta situación se han de utilizar preparados hormonales con estrógenos y la punción del ovario para conseguir óvulos. Una vez obtenido el semen o los óvulos fértiles hay un coste anual por el mantenimiento de los mismos.
  • Obtener material genético tras haber iniciado la transición hormonal. El uso de preparados de testosterona o de estrógenos con o sin antiandrógenos disminuye o anula la fertilidad. Este efecto depende de las dosis que se utilice. No está claro si también depende de su tiempo de uso. Restablecer la fertilidad supone siempre dejar de utilizarlos. En un periodo, distinto para cada persona, se restablecerá la función de las gónadas (ovarios o testículo). Muy probablemente, en unos 3 a 6 meses, se restablecerá la fertilidad. Dependiendo de la situación y los deseos de cada persona, se puede criopreservar el material genético. También se puede conseguir un embarazo con relaciones sexuales o con técnicas de reproducción asistida.  
 Fertilidad en personas trans* antes de procedimientos quirúrgicos que la anulan
  • Cirugías que afectan a los ovarios o los testículos. Estas cirugías comprometen la fertilidad. Por ello si se plantea preservarla, es fundamental antes criopreservar óvulos o semen
  • Cirugías que afectan el útero. Esta cirugía compromete la posibilidad de embarazo en el propio cuerpo. Sin embargo mantiene el material genético. Si se utilizan preparados de testosterona y se han iniciado una vez completada la pubertad, se mantiene la fertilidad. Para la obtención de óvulos si se desea utilizarlos para reproducirse será necesario dejar la testosterona. Además, se tendrá que recurrir a técnicas de reproducción asistida, para su utilización inmediata o criopreservarlos para una utilización posterior.
Fertilidad en personas trans* tras procedimientos quirúgicos que la han anulado y no disponen de material genético

En estas situaciones y dependiendo de la corporalidad de la pareja, puede haber posibilidad de embarazo con algunas técnicas de reproducción asistida. En otras situaciones, podrá recurrirse a la adopción o incluso a la gestación subrogada, caminos que no suelen ser nada fáciles y son costosos tanto a nivel económico como emocional.

Kasa Trans* te recomienda

El deseo reproductivo varía de persona a persona y con la edad. Algunas personas trans* tienen claro que desean mantener su fertilidad. En estas situaciones valora las posibilidades que tienes y optar por la que te dé mayor seguridad.

Otras personas trans* no tiene claro que deseen mantener su fertilidad. Tu deseo puede evolucionar o incluso puede va a ser modificado por el deseo de alguna de tus parejas. En esta situación valora las posibilidades que tienes y opta por la que te dé mayor seguridad.

Quizás tienes claro en este momento que no quieres mantener tu fertilidad. Reflexiona sobre la posibilidad de que esto pueda cambiar a lo largo del tiempo, por tus propios deseos o los de alguna de tus parejas. Esta reflexión es especialmente importante si decides hacerte alguna de las cirugías que anulan tu fertilidad.

El derecho a reproducirnos es un derecho fundamental de todas las personas. Mantener la fertilidad en personas trans* que lo desean y en aquellas que en algún momento lo puedan desear, es respetar un derecho que no siempre se ha respetado.